5A Wellington Street, Rose Hill, Mauritius | +23052515415

CARTIS historia y tecnología


La tecnología CARTIS® y su polvo están patentados.

Desde hace tiempo, diferentes científicos han hecho pruebas con la combinación carbón-plata para poder explotar las maravillosas propiedades de filtración de los carbones activos para el tratamiento del agua al mismo tiempo que se protegían de de sus problemas de contaminación bacteriana con la presencia de la plata, que tiene efectos bacteriostáticos. Estas propiedades bacteriostáticas de la plata (y de otros metales pesados) se conocen desde la antigüedad ya que sabemos que a los Romanos les gustaba consumir el agua en jarras de plata.

Con el progreso científico ha sido posible imaginar cómo compaginar las propiedades de estos dos materiales.
Los diferentes métodos anteriores al proceso CARTIS se basaban en métodos de impregnación química que prohibían su uso para la potabilización del agua debido a la precipitación de la plata demasiado elevada a causa de la inestabilidad del producto (unión frágil entre el carbón y las sales de plata: interacción de tipo Van der Waal) y después la presencia de diferentes constituyentes del baño químico que había permitido obtener el producto.

Esto es importante porque en el marco de un uso para que el agua sea potable, el interés de usar un soporte poroso como filtro se basa en que los poros van a retener los diferentes elementos contaminantes contenidos en el agua a tratar, convirtiéndose así en un sitio de proliferación bacteriana idóneo.

El proceso CARTIS permite metalizar sin usar «baños químicos», de forma modulable, tanto las superficies externas como internas, lo que permite depositar una capa metálica también en los poros del soporte, evitando así la proliferación bacteriana.

Se han realizado numerosas pruebas de precipitación en los productos CARTIS, ninguna ha permitido encontrar restos cuantificables de plata precipitada.
CARTIS revindica enlaces Ag-soporte fuertes de tipo covalente. Los enlaces que caracterizan el método químico se parecen más a interacciones de tipo Van der Waal y, por lo tanto, son de naturaleza débil.
Acerca de nuestro proceso de metalización, resulta que tras unos análisis fisicoquímicos avanzados, la plata se deposita bajo su forma metálica más pura Ag0 (el proceso de depósito no produce oxidación del metal al contrario que los demás procesos), lo que garantiza una excelente reactividad en el agua.
Sin embargo, los diferentes estados oxidados del carbón (p. ej.: C-O, C=O…) tienen una función beneficiosa en el tratamiento del agua.
Análisis de tipo XPS nos han permitido confirmar la creación de carburos de plata en el proceso plasmático generado por nuestro tratamiento y demuestran la estabilidad excepcional del producto formado que supera el marco de la unión entre dos elementos.

Acerca de la remanencia :
La remanencia es la capacidad que tiene el agua para no contaminarse después del tratamiento. Cuando hablamos de remanencia, nos referimos al proceso experimental siguiente: El agua tratada por nuestro proceso se recoge en un recipiente cualquiera y se deja al aire libre durante unos días. Después de este periodo de tiempo, realizamos una toma de muestras de esta agua y la sometemos a una serie de análisis bacteriológicos: no se detectó ninguna bacteria patógena (análisis certificados por laboratorios). Por lo tanto, se trata de la facultad que el agua tratada por el proceso CARTIS ha adquirido después de su contacto con nuestro producto de forma parametrada (energía cinética...) con extrema precisión. Efectivamente, el paso calculado del agua por el material CARTIS va a catalizar reacciones fisicoquímicas cuya naturaleza, si nos interesamos por el resultado microbiológico, oxidará las bacterias mediante, sobre todo, una aportación reaccional de oxígeno (como lo hemos comentado anteriormente). Esta propiedad bactericida supera propiedad bacteriostática solamente.
Además, la formación y la obtención de carburos y de plateados con nuestro proceso demuestra que en términos de producto, obtenemos algo diferente de polvos o materiales impregnados metálicamente y esto tiene una función esencial en la purificación y conservación del agua que queremos obtener.


Publicación internacional Patente n.º: 98/47819 WO solicitud internacional n.º: PCT/IB98/00619
Suiza Patentes CH19970000934 y CH19970002242 n.º 691 592
Continente africano Patentes ARIPO No AP 1160 y OAPI n.º 11208
China Patente n.º ZL98805426.4
México Patente MX 990 9751
Europa Patente registrada con el número EP 0 979 212 B1 Clasificación n.º C02F 1/50

Registrador e inventor: Don Hervé Gallion (propietario)

El polvo se produce con reactores de plasma.

La fabricación del polvo y los conocimientos técnicos son factores clave importantes de todo el proceso.